La campana “Yo no renuncio” nos muestra, por desgracia, una situación socialmente aceptada.

Esta la situación real que se vive en nuestro ritmo diario:

54 minutos al día. Ese es el “tiempo libre” que una mujer trabajadora tiene de media al día ¿Tiene futuro una sociedad así?

Este es uno de los datos que arroja la encuesta de #concilia13F realizada en el Club de Malasmadres a más de 4.500 mujeres que, junto con otros estudios, deja en evidencia el planteamiento de las medidas de conciliación que existen actualmente.

¿Hacia qué tipo de sociedad vamos si seguimos así?

  • Una sociedad con problemas de salud derivados de la mala gestión del tiempo.
  • Una sociedad donde se penaliza laboralmente a la mujer por ser madre.
  • Una sociedad con desigualdades de género puesto que son las mujeres las que asumen mayor carga de trabajo total (el trabajo remunerado y el no remunerado).
  • Y, sobre todo, una sociedad en la que las mujeres tienen que renunciar a su desarrollo profesional, al cuidado de sus hijos o incluso renunciar a ser madres.

En base a estos datos se ha generado un video con una campaña realmente esclarecedora y con grandes propósitos para cambiar la manera en la que vivimos e interpretamos la normalidad en nuestra vida.

La conciliación laboral parece un asunto al que no podemos colocar como prioridad en los problemas a solucionar de nuestra sociedad, sin embargo, como podemos ver en el video, esa situación conmueve a las personas en el momento en que se hacen conscientes de la situación que vivimos.

Cuando hacemos algún plan de acción con las personas que buscan vivir una vida distinta como hacemos nosotros con nuestros negocios online, lo primero que definen en sus metas más prioritarias es poder disponer de más tiempo libre para poder disfrutar con la familia, y no solo cantidad de tiempo, sino tiempo de calidad.

El “Yo no renuncio” es un deseo de muchísimos padres y madres que sueñan con conciliar la vida laboral con la vida familiar, pero muchas veces vivimos aferrados a una seguridad; o mejor dicho, a una falsa sensación de seguridad.

Salir de la zona de confort es un gran escalón que para muchas mentalidades resulta insalvable. Bajo el paraguas del “no puedo”, “no se puede”, “esto es lo que hay”, “no puedo arriesgarme”, “y si pierdo…”, hay que tener un empleo estable”, “más vale malo conocido que bueno por conocer”, … nos conformamos con lo que tenemos, y en eso los humanos somos especialistas.

En situaciones de desconfort tenemos la habilidad de conformarnos y aguantar hasta el punto de verbalizar estupideces como “no está tan mal”, “al menos tengo trabajo”, “esto es lo que hay”, “no me puedo quejar”,…

El problema es que la zona de confort nos hace vivir en un estado de resistencia que se implanta y somos capaces de aguantar situaciones como esta en la que solo compartimos 2 horas diarias de media con nuestros hijos.

Yo no renuncio. Siempre hay un camino para el que está dispuesto a pagar el precio.

yo no renuncioNosotros siempre hemos vivido a contracorriente y hacemos todo lo que está en nuestras manos para VIVIR como deseamos, sin excusas, sin peros, saliendo constantemente de la peligrosa zona de confort, y eso no es fácil. Eso no es fácil, pero es la mejor manera de no pasarse el día quejándose de la mala situación y acceder a la vida que realmente te mereces, tú y tu familia.

Nuestro consejo siempre es que luches por vivir de la manera que quieres vivir. La manera que te mereces vivir es la mejor de las maneras.

No pienses en los obstáculos, las dificultades, y mucho menos en aquello que te dicen que es imposible de conseguir.

Siempre habrá un no, siempre habrá una dirección prohibida, siempre hay una montaña que parece imposible de subir, pero lo más importante es que decidas subir.

Cuando nosotros creamos nuestra vida OnLine todo el mundo nos decía que era imposible, que no iba a funcionar, que buscáramos algo más “seguro”, … en definitiva algo socialmente aceptado.

Pero, lo socialmente aceptado, ¿es lo que quieres realmente?

#yonorenuncio… ¿Y tú?

 

Otra forma de vida es posible.

 


Más información en:

clubdemalasmadres.com/norenuncio